lunes, septiembre 04, 2006

La encrucijada.


Tocaba como los dioses, o tal vez como el diablo. Robert hacía rodar sus negros dedos por las cuerdas. Nunca fue a la escuela, no sabía leer ni escribir. Dicen que fue el diablo el que le enseño a tocar. O tal vez tocaba blues por ser un poeta triste.

Inpirado en balada de robert johnson. Flavio guimaraes.

1 comentario:

chuky dijo...

Que buena peli chabon!! las raices del blues alla por el mississippi, quiero volar para alla, ser un negro con una buena panza, tocar blues en un bar de mala muerte y asi vender mi alma al diablo de una vez por todas.
jaja
chau