martes, noviembre 27, 2007

Hasta los tobillos.


Parecía que nadie se daba cuenta pero el lugar se hundía. El agua en los pasillos me cubría los pies. Yo seguía trabajando igual que siempre. Y nadie se daba cuenta.

5 comentarios:

Mayra Gallucci dijo...

javi las rayas negras parecen cañas de bambu.y me parece que si te saco los anteojos te veo ojos chinos.
(no estoy fumada)
may

piero dijo...

che donde es eso? esta bien hacen falta mas pantanos y menos oficinas,el del dibujo sos vos?,bueno,saludo

calientapiés dijo...

invisible. del modo más sencillo e inexorable de la palabra. invisible para los otros y muy probablemente para mí también.

besos javi!

Chuki dijo...

Javoc: se viene la famosa juntada de la secession.Nos juntamos el lunes que viene, 3/12, en el Bar La Academia (callao y corrientes si no me equivoco) a partir de las 7 de la tarde. Espero que te des una vuelta!

Caro Galu dijo...

Hola Javi.. es verdad comparto lo mismo que mayra y no estoy fumada yo tampoco.
A penas vi la imagen pensaba que bueno que e scamiar sobre tantas ramitas, corriendo unas y otras lentamente para crear el paso...
A mi me dio tranquilidad.